Botas Policiales Material Policial

Cómo elegir unas botas tácticas en tres pasos

Aprende a elegir botas tácticas en tres pasos con este articulo

Las botas tácticas están planteadas para una actividad intensa. Tanto para los cuerpos de seguridad del Estado como para miembros de la seguridad privada, e incluso los servicios de emergencia, necesitan un buen agarre en el calzado a la hora de realizar las tareas. Un calzado ligero pero a la vez resistente puede ser clave.

Aprende a elegir botas tácticas en tres pasos con este articulo

Desde Shoke queremos aportar algunos consejos para que elijáis las botas militares o policiales que más se amolden a vuestro puesto de trabajo.  Recomendamos que cada tipo de bota táctica posea una serie de características específicas para que nos proteja del frío o del calor, para que nos permita desplazarnos por terrenos arenosos o difíciles, o incluso que evite  alguna lesión en el caso de un fuerte impacto. De forma indirecta, es un artículo decisivo para nuestra seguridad, ya que un resbalón en el momento inoportuno puede tener consecuencias fatales, sobre todo en un entorno policial o militar.

¿Por donde empezar? Desde SHOKE os recomendamos que sigáis estos tres pasos:

  1. Definir bien las necesidades. Analizar bien para qué vamos a utilizar las botas. Ésto incluye el tipo de suelo por el que nos vamos a desplazar habitualmente, si ejerzo mi labor policial o militar en entornos hostiles, si vamos a someterlas a calor extremo, a frío o a lluvia. La suela debe estar compuesta por un material duradero y apropiado para actividades extremas y para cualquier cambio climatológico extremo, si ese es nuestro desempeño profesional.
  1. Fijar las características que buscamos. Una vez definidas nuestras necesidades, tenemos que ver qué cualidades ha de tener la bota en función de las mismas. Por ejemplo, pensar si necesitamos un tejido impermeable para que mantengan nuestro pie seco y a una temperatura ideal. La caña de nuestra bota tiene que ser lo suficientemente flexible para permitir el cómodo movimiento del tobillo pero a la vez lo suficientemente robusta para proporcionar una adecuada sujeción. Tampoco podemos olvidarnos del sistema de cordones: han de ser de cierre rápido, con bloqueo en el tobillo y evitar que se desaten mientras realizamos nuestra actividad.
  1. La primera sensación. La primera impresión es importante, sobre todo en lo que a comodidad se refiriere. No se puede esperar que unas botas tácticas que no sean cómodas desde el principio se vayan adaptando. También tendremos que comprobar que a través de la suela no sintamos las piedras y los salientes afilados. Otro consejo: nunca hay que estrenarlas durante una actividad intensa, recuerda que nuestra defensa y seguridad están en juego. Lo mejor es probarlas primero durante cortos periodos de tiempo para que se vayan adaptando poco a poco a nuestro pie.

Como hemos dicho antes, recuerda que las botas son un elemento indispensable para nuestra defensa y seguridad. En Shoke contamos con marcas de primera calidad, así como las últimas novedades en botas tácticas Magnum Fox o Wolf (pinchando aquí podéis acceder a un artículo sobre estas) y también podéis descubrir modelos como  las botas Magnum Fox 8.0 WP o las botas Magnum 8.0 side Zip.

Si estás pensando en comprar unas botas tácticas, déjate asesorar por los profesionales de SHOKE.  Puedes pasarte por nuestra tienda física en la calle Juan de Urbieta, 22 o contactarnos a través del mail info@tiendashoke.es o en el teléfono 914332442. Te ayudaremos escoger el modelo que más se ajuste  a tus necesidades.

También te puede gustar