Seguridad privada

(In)Seguridad Privada: la falta de protección de los vigilantes de seguridad

Imagen de trabajadores de seguridad privada en el metro

Cada vez son más las noticias que hablan de agresiones a vigilantes de seguridad y la inseguridad que sienten simplemente por ir a trabajar. Hoy en Tienda Shoke queremos hacer un repaso a por qué los vigilantes de seguridad se sienten desprotegidos.

Recientemente hemos compartido en nuestro Facebook, una noticia sobre los vigilantes de seguridad del metro en la que el Presidente de la Comunidad de Madrid afirmaba que la seguridad de estos trabajadores no era su competencia, pues eran trabajadores externos a metro. Esta falta de implicación de la Administración Pública unida a las limitaciones de su reglamento y al poco apoyo que muchas veces los vigilantes consideran que tienen de las empresas y sindicatos, ha creado una situación que parece imposible de solucionar.

En Tienda Shoke siempre hemos estado del lado de los vigilantes de seguridad, compartiendo y dando voz a sus demandas. Por ello, hoy queremos hablar de la inseguridad en la seguridad privada, a través de sus principales demandas.

¿Por qué los vigilantes de seguridad están inseguros en su puesto de trabajo?

1. No son agentes de la autoridad: una de las principales reclamaciones de los vigilantes, que se ha mantenido durante años, es volver a ser considerados agentes de la autoridad. En un post anterior ya hablamos de las ventajas que obtendrían los vigilantes de seguridad si tuviesen tal consideración, siendo la principal de ellas que las agresiones que pudiesen vivir, no quedarían exentas de castigo.

 Los vigilantes de seguridad son los primeros que llegan al lugar, cuando algo ocurre y son las personas que se encargan de mantener la seguridad y el orden en múltiples zonas y establecimientos. Sin embargo, si una persona les agrede, la pena que se le impone es mucho inferior a la de agentes de la autoridad como los policías. Tanto es así, que muchas veces se limitan a penas económicas. Los vigilantes se sienten inseguros porque consideran que si sufren algún tipo de agresión por el mero hecho de estar haciendo su trabajo, no habrá ninguna pena para los agresores. Sin embargo, si ellos se defienden, ahí sí habría un problema legal.

2. No cuentan con los medios suficientes: actualmente el equipamiento con el que cuentan los trabajadores de seguridad privada son una defensa de 50 cm y unos grilletes de cadena. Esta falta de herramientas para su defensa y la del ciudadano, es otra de las principales quejas de los vigilantes y que nos lleva a ver irónicos titulares como este, en el que un hombre agredió a un trabajador de seguridad privada con una defensa extensible, una herramienta de seguridad que los vigilantes normalmente no pueden utilizar en su servicio.

 Además, la utilización de un arma de fuego en un servicio de seguridad privada está prohibida, salvo contadas excepciones. Y en estos casos particulares, solo pueden portar revólveres Astra que solo pueden conseguirse de segunda mano en armerías como Tienda Shoke, ya que la fabrica cerró hace años. Esta falta de medios no tiene relación con su nivel de riesgo, pues muchas veces se enfrentan al mismo riesgo que los cuerpos de seguridad del Estado. Un claro ejemplo, lidiar con los ultras en los campos de fútbol.

3. Sienten poco apoyo por las empresas y los sindicatos: en Tienda Shoke solemos compartir noticias sobre vigilantes de seguridad en nuestras redes y en ellas, son muchos los trabajadores del sector que nos cuentan que no se sienten apoyados por sus empresas y sindicatos. Por ejemplo, sienten que el material que les aportan las empresas no es suficiente y que los sindicatos no consiguen realmente solucionar los problemas de inseguridad que enfrentan en su día a día.

 4. Los medios de comunicación, no se hacen eco de sus demandas: y cuando una noticia de vigilantes de seguridad se hace viral, suele estar relacionada con alguna actuación que consideran errónea y que hace que la gente critique fuertemente al sector. Un ejemplo reciente, es la actuación del vigilante de Renfe que fue apartado de su trabajo tras un enfrentamiento con una persona de color. Otras noticias de las agresiones que viven ellos todos los días, no suelen ser noticia ni recibir tanta atención mediática.

 Que las personas que se encarguen de la seguridad de privada de todos los ciudadanos, se sientan ellas mismas inseguras, demuestras que todavía hay mucho por conseguir. En Tienda Shoke esperamos que muy pronto, las personas vayan notando la importancia de las demandas de los vigilantes de seguridad y estos trabajadores, puedan ir a trabajar de forma seguridad.

También te puede gustar