Los niveles de alerta antiterrorista en España


¿Sabes cuántos niveles de alerta antiterrorista hay en España y qué significa cada uno de ellos? En Tienda Shoke te damos todos los detalles.

El 26 de junio de 2015, coincidiendo con los atentados que se produjeron en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia, el Ministerio del Interior ascendió el nivel de alerta antiterrorista al 4, algo que se reforzó tras los atentados de Barcelona y Cambrils. Sin embargo, con el ascenso al Gobierno del PSOE, Marlaska quiso rebajar la alerta terrorista a nivel 3, algo que finalmente no se produjo por el intento de ataque a la comisaria de Cornellá. Hoy os hablamos sobre los niveles de alerta antiterrorista que hay en España y qué significa cada uno de ellos.

¿Cuáles son los niveles de alerta antiterrorista en España?

Los niveles de alerta antiterrorista es una escala compuesta de varios niveles, los cuales varían en función del país, que están asociado a un grado diferente de riesgo percibido de que se pueda producir un atentado terrorista. En España actualmente hay cinco niveles que son los siguientes:

 

  • Nivel 1 – nivel bajo: este es el nivel más bajo de alerta que existe y los cambios que se producen en la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, son prácticamente mínimos. En este nivel, aumenta el trabajo de la policía de proximidad que patrullan con el objetivo de poder identificar a posibles terroristas y objetivos.

 

  • Nivel 2 – nivel moderado: de las tareas de patrulla de proximidad se pasa a la patrulla preventiva, puesto que aunque no se considera que puede haber un atentado de forma inminente, sí se empieza a tener más en cuenta los posibles objetivos terroristas, para tener un mayor y mejor control sobre ellos, siendo un punto clave las zonas más céntricas y de mayor tránsito de la ciudad.

Escala de los niveles de alerta antiterrorista en España 

  • Nivel 3 – nivel moderado: este es el nivel medio y suele establecerse cuando algunos de los países cercanos han vivido alguna acción terrorista o se producen en el propio país eventos destacados. Por ejemplo, en España se estableció este nivel de alerta antiterrorista cuando Felipe VI fue proclamado Rey. Además de las medidas de prevención que se establecieron en los dos niveles anteriores, en el nivel 3 empieza a haber una mayor cantidad de agentes destinados al trabajo antiterrorista y se pone especial énfasis en el transporte, realizándose controles en carreteras y autopistas, así como vigilando los transportes públicos.

 

  • Nivel 4 – nivel alto: entre los niveles de alerta antierrorista que hay en España, este es en el que nos encontramos actualmente, lo que implica que hay una movilización total de los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la lucha antiterrorista. Estos agentes no solo son destinados a aumentar su presencia en las calles, sino que también son enviados a cubrir diferentes puntos que pueden ser de interiores, por ejemplo, se amplía la vigilancia de las carreteras a las estaciones de tren y aeropuertos. Asimismo, además de las zonas más céntricas, se empieza a vigilar zonas de mayor peligrosidad como las centrales nucleares. Además de esto, se empieza a hacer un mayor control sobre las personas que de alguna forma podrían estar vinculadas al terrorismo, controlando tanto su posición como movimientos, asociaciones e incluso búsquedas online.

 

  • Nivel 5 – nivel muy alto: este nivel se activa únicamente si se sospecha que puede haber un atentado de forma totalmente inminente. Mientras que los cambios principales se produjeron en el apartado anterior, la activación de este nivel provoca que todo lo que ahora estaban haciendo únicamente agentes de la Policía y la Guardia Civil, lo hagan también los militares. El ejército es destinado a custodiar los principales organismos públicos y privados, así como los núcleos que son indispensables para poder ofrecer al ciudadano los servicios esenciales de su día a día.

 

Desde la activación de este ranking de los niveles de alerta antiterrorista en 2005, España se ha movido normalmente entre los niveles 1 y 2, siendo el nivel 3 utilizado en casos muy puntuales. Sin embargo, en los últimos 3 años hemos mantenido un nivel 4 de alerta antierrorista que parece que no vaya a descender en un periodo corto de tiempo. Esto ha obligado a dar lo mejor de sí mismos a los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado, siendo 2017 un año clave con la detención de 77 yihadistas, la cifra más alta de nuestra historia.